Seychelles, destino soñado

[English below]

Paraíso soñado, tierra exótica que alberga palmeras que han sobrevivido desde la era prehistórica, hogar de las adorables tortugas gigantes o los murciélagos más grandes del planeta, y que a pesar del turismo conserva el encanto de las islas vírgenes, el carácter criollo amable y cercano, el sabor tropical en la fruta y en algunos casos la bicicleta como medio de transporte. Así son las Islas Seychelles.


Situadas en el Océano Índico y a 4º del Ecuador, las 125 islas de este destino de revista te dejan con la sensación de estar en un decorado continuo, como si estuvieras en un parque temático o en una película. Y no solo por la arena blanca y fina y las aguas cristalinas, si no por las icónicas rocas graníticas que puedes ver en prácticamente todas sus playas y la increíble vida marina que encuentras al sumergirte en su mar (muy calentito, por cierto).
¿Caro? También. Pero hay algunos trucos que hacen que Seychelles sea un destino soñado al alcance de cualquier viajero. ¿Lo más importante? ¡Planificación y los take away!

¡Ah! A pesar de que parece un destino únicamente para estar tirado en la playa, si quieres hacer de más acción y aventura, te sorprenderás.

Estuvimos 8 días y este fue nuestro recorrido:

Praslin: de las 3 islas más visitadas de Seychlles, esta es la de tamaño intermedio y donde se encuentra la que dicen que es la 2ª mejor playa del mundo: Anse Lazio: aguas turquesas, arena blanca finísima, bloques de granito en los laterales, palmeras y uno de los mejores snorkel que hicimos en las islas (aunque se puede hacer en ambos lados de la playa, la zona de la derecha es increíblemente mejor). Aquí, vivimos uno de los momentos más bonitos del viaje al nadar tranquilamente con 2 tortugas marinas.

Otras playas: Anse Georgette (puedes hacer un trecking para llegar o reservar el acceso en el Club de Golf que está justo al lado), Cote D’or y Anse Kerlan.

Para ver las tortugas gigantes en un centro de consevación en Curieseu Island puedes hacer una excursión saliendo desde Anse Volbert (aquí puedes negociar los precios directamente) que incluya barbacoa y snorkel en el islote de St. Pierre. Si solo quieres ver tortugas, también las encuentras en La Digue.

Coco de mer: ¿sabías que en Seychelles se encuentra la semilla más grande del mundo? Pertenece a un tipo de palmera endémica de este archipiélago que se encuentra en el Valle de Mai y en Curieseu. Es el icono del país (tanto que incluso el sello en el pasaporte tiene esta forma), las palmeras pueden medir 30 metros y los frutos, que tardan en madurar unos 7 añoñs, pueden llegar a pesar 20 kg. Las hojas de estas palmeras pueden medir fácilmente más de 3-4m. Todo un espectáculo.

La Digue: la más especial de todas y, como le escuché decir a una persona local con una sonrisa en la cara, «donde se hacen todas las fotos». Si puedes, quédate en esta isla la mayor parte de tu estancia. Aquí, el transporte principal es la bici y es totalmente recomendable alquilar una para ver todas las maravillas que ofrece una isla tan pequeña como ésta. Cada playa es un regalo a los ojos, pero es que además aquí se encuentra la que es considerada la playa más bonita del mundo: Anse Source d’Argent.

Una excursión muy recomendable es ir con la bici hasta Grand Anse Beach y recorrer el sendero que lleva hasta Anse Cocos o Anse Caiman. Al final de Anse Cocos hay una piscina natural donde el snorkel es muy fácil y recomendable.

Una de mis playas favoritas de esta isla es Anse Patate, una representación en miniatura de una playa de Seychelles.

El Parque Nacional de la Isla de Cocos y Felicite también son dos lugares ideales para el snorkel.

Mahé: es la isla principal, la más grande y a la que llegas en avión. Lo que hicimos fue centrarnos en los lugares donde había mejor snorkel y las playas más famosas o bonitas (aunque también hay muy buenas rutas de senderismo). Una vez más, al llegar a las playas las encontrábamos prácticamente vacías y al entrar en el agua los bancos de peces nos rodeaban. Mis playas favoritas: Anse Royale y Anse Soleil para snorkel y Anse Intendance para disfrutar de una playa de ensueño con aguas cristalinas turquesas y una temperatura del agua de la que no querrás salir. Además, en esta playa hay un chiringuito con muy buen rollo.

Otros datos:

  • Transporte: tanto en Praslin y Mahe alquilamos coches y en La Digue el vehículo oficial es la bici. Para moverte entre islas el avión (solo entre Mahé y Praslin) o el barco son buenas opciones (para ir a La Digue solo en barco). Y por supuesto, también verás gente que se mueve en helicóptero entre islas (el nivel de glamour lo pones tú ;)).
  • Comida: pocas veces he comido tanta fruta en un viaje como lo he hecho en este. Y tiene un sabor increíble. Los restaurantes son caros (precio medio de una comida de 1 plato + 1 bebida = 40-45€) pero los take away son una opción muy buena para probar comida local a buen precio (mi favorito: Gala en La Digue). Entre la comida criolla destacan los currys y la tarta de queso de coco es un must.
  • Snorkel: diría que es obligado. Se pueden ver muy fácilmente tortugas, bancos de peces de todos los tamaños y colores, barracudas, tiburones de arrecife, etc. Las mejores playas para hacerlo: Praslin: Anse Lazio. | La Digue: Anse Severe, Anse cocos. | Mahé: Anse Royale, Anse Soleil.

En definitiva, soñar con viajar a Seychelles tiene más de realidad que de imposible, más de planear que de dejarlo en la «buckect list». Y, si además de estas fotos (abajo), quieres ver más stories o reels sobre el viaje, te espero en Instagram.


[English]

A dreamed paradise, an exotic land that is home to palm trees that have survived since prehistoric times, home to the lovely tortoises or the largest bats on the planet, and which despite tourism retains the charm of virgin islands, the friendly and approachable Creole character, the tropical flavour in the fruit and in some cases the bicycle as a way of transport. This is what the Seychelles are all about.

Located in the Indian Ocean and 4° off the equator, the 125 islands of this magazine destination leave you the feeling like you’re in a continuous set, as if you’re in a theme park or a movie. And not just because of the fine white sand and crystal-clear waters, but because of the iconic granite boulders you can see literally every beach and the incredible marine life you’ll encounter when you dive into the sea (very warm, by the way).
Expensive? Yes, But there’s also a few tips that make the Seychelles a dream destination within the reach of any traveller. The most important thing? Planning and take-aways!

Oh! Although it seems like a destination just for resting at the beach, if you want to do more action and adventure, you’ll be surprised.

We stayed 8 days and this was our route:

Praslin: of the 3 most visited islands of the Seychelles, this is the medium-sized one, where you will find what is said to be the 2nd best beach in the world: Anse Lazio. Turquoise waters, fine white sand, granite blocks on the sides, palm trees and one of the best snorkelling we did on the islands (although you can snorkel on both sides of the beach, the area on the right is incredibly better). Here, we experienced one of the most beautiful moments of the trip as we swam and dance for a long time with 2 sea turtles.

Other beaches: Anse Georgette (you can trek to get there or book access at the Golf Club next to it), Cote D’or and Anse Kerlan.

To see the tortoises at a conservation centre on Curieseu Island, you can take an excursion from Anse Volbert (you can negotiate prices directly there) that can include a barbecue and snorkelling on St. Pierre island. If you just want to see turtles, you can also find them at La Digue.

Coco de mer: did you know that the Seychelles is home to the world’s largest seed? It belongs to a type of palm tree endemic to the archipelago, found in the Mai Valley and Curieseu. It is the icon of the country (even the stamp in the passport is with this shape), the palms can measure 30 metres and the fruits, which take about 7 years to ripen, can weigh up to 20 kg. The leaves of these palms can easily measure more than 3 m. Such a spectacle.

La Digue: the most special of them all and, as I heard a local person say with a smile on his face, «where all the photos are taken». Here, the main way of transport is by bike and it is highly recommended to rent one to see all the wonders that such a small island has to offer. Every beach is a feast for the eyes, but this is also home to what is considered the most beautiful beach in the world: Anse Source d’Argent.

A highly recommended excursion is to cycle to Grand Anse Beach and follow the path to Anse Cocos or Anse Caiman. At the end of Anse Cocos is a natural pool where snorkelling is very easy and recommended.

One of my favourite beaches on this island is Anse Patate, a miniature representation of a Seychelles beach.

Cocos Island National Park and Felicite are also two great spots for snorkelling.

Mahé: this is the main island, the biggest and the one you get to by plane. What we did was to focus on the best snorkelling spots and the most famous or beautiful beaches (although there are also some very good hikings). Once again, when we got to the beaches we found them practically empty and when we entered the water, shoals of fish surrounded us. My favourite beaches: Anse Royale and Anse Soleil for snorkelling and Anse Intendance for a dream beach with crystal clear turquoise water and a water temperature you won’t want to leave. There’s also a beach bar with a great vibe here.

Other info:

  • Transport: on both Praslin and Mahe islands we hire cars and on La Digue the official vehicle is the bike. To move between islands the plane (only between Mahé and Praslin) or the boat are good options (to go to La Digue you can only do it by boat). And of course, you’ll also see people moving between islands by helicopter (the glamour level is up to you ;))
  • Food: I’ve rarely eaten as much fruit on a trip as I did on this one. And it tastes amazing. Restaurants are expensive (average price for a 1-course meal + 1 drink = 40-45€) but take-aways are a very good option to try local food at a good price (my favourite: Gala in La Digue). Among the Creole food, the curries stand out and the coconut cheesecake is a must.
  • Snorkelling: I’d say it’s a must. You can very easily see turtles, schools of fish of all sizes and colours, barracudas, reef sharks and so on. The best beaches to do it: Praslin: Anse Lazio. | La Digue: Anse Severe, Anse cocos. | Mahé: Anse Royale, Anse Soleil.

To sum up, dreaming of travelling to the Seychelles is more about reality than impossibility, more about planning than leaving it on the «buckect list». And if, in addition to these photos, you want to see more stories or reels about the trip, I’ll be waiting for you on Instagram.

Anse Royale, Mahe
Anse Patates
La Digue
Anse Royale, Mahe
Anse Lazio
Curieseu Island
Anse Source d’Argent
La Digue
La Digue
Anse Lazio, Praslin
Cote D’Or – Anse Volbert, Praslin
Anse Lazio
Anse Intendance, Mahe
Anse Source d’Argent
Anse Lazio

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s